ARLINGTON, EU

Los Vaqueros necesitaban una solución inmediata al problema de falta de receptores y encontraron en Coley Beasly la medicina perfecta.

El WR egresado de la Universidad Metodista del Sur de Texas resultó el remedio que necesitaba el mariscal de campo Dak Prescott para que el “Equipo de América” anotara por aire, pues fue la clave para que los Vaqueros vencieran 40-7 a los Jaguares en la sexta fecha de la temporada de la NFL 2018.

Con nueve recepciones de Beasley, dos de ellas para touchdown, Dallas logró su tercera victoria de la temporada de manera apabullante, frenando a los de Jacksonville en tan solo una anotación, producto de un pase de 34 yardas Blake Bortles a Dede Westbroo en el tercer cuarto.

Todo lo demás fue para el equipo local, que animado por un AT&T Stadium lleno, empezó a aplastar a su rival desde el primer cuarto, en el que los Vaqueros se fueron adelante con gol de campo y un touchdown producto de una carrera de 17 yardas del mismo Dak Prescott.

Fue en el segundo cuarto cuando la figura de Beasley apareció, pues sus dos anotaciones ayudaron a que Dallas lograra por primera ocasión en el año 24 puntos en la primera mitad.

Para la segunda mitad, el estadio se unió para gritar “Zeeek” en cuanto Ezekiel Elliott consiguió la anotacion tras 15 yardas que le significó su TD 25 por carrera en su trayectoria en la NFL, lo que le convirtió en el el primer Vaquero en llegar a esa cifra en sus primeros 31 juegos.

“Fue un esfuerzo en equipo. Durante todo el año hemos jugado bien en nuestro estadio pues hemos ganado los tres partidos”, dijo Jason Garrett, entrenador en jefe de los Vaqueros al finalizar el encuentro.

“Tenemos que aprender a jugar de visitantes y así llegarán más victorias”.

Prescott finalizó con 183 yardas totales, completando 17 de 27 pases, aunado a dos pases de anotación.