ROMA, Italia

El Papa Francisco expulsó hoy del sacerdocio a los ex Obispos chilenos de La Serena José Francisco Cox, de 85 años, y de Iquique Marco Antonio Órdenes Fernández, de 54, ambos acusados de abusos sexuales.

El Vaticano informó hoy que Francisco “ha dimitido del estado clerical” a Cox y Órdenes, la forma con la que se expulsa del sacerdocio, después de haber sido sometidos a una investigación por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe y que no podrá ser recurrida.

Estas dos expulsiones se unen a las de los sacerdotes chilenos Fernando Karadima Fariña y Cristián Prech, en las últimas semanas.

“La decisión fue tomada por el Papa Francisco el 11 de octubre y no admite recurso”, comunicó el Vaticano, que precisó que hoy se le comunicó a los dos Obispos eméritos