Agencia /MEXICO, D. F.

Un hombre perdió la vida en el Hospital de Alta Especialidad en Zumpango donde era atendido luego de las quemaduras que sufriera al estallar una toma clandestina en un ducto de Pemex en Hidalgo, lo que elevó el número de víctimas fatales a 91.

Luego de tres días de luchar por su vida, se confirmó el deceso de un hombre de 37 años de edad que presentaba quemaduras en 80 por ciento de su cuerpo.

En el hospital de Zumpango aún permanecen hospitalizadas cinco hombres que se reportan como graves por las quemaduras que presentan entre el 60 90 por ciento del cuerpo.

El director general del Hospital de Lomas Verdes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Gilberto Meza Reyes, informó que los cinco pacientes ingresados a esta unidad a causa de la explosión del gasoducto en Tlahuelilpa, Hidalgo, continúan graves.

En conferencia de prensa, dijo que todos los pacientes, de sexo masculino, presentan quemaduras del 75 al 95 por ciento en la superficie corporal total. Aseguró que «ponen todos los recursos» para tratar de salvarlos, aunque «sabemos que es difícil por el grado en el que se encuentran”.

El médico agregó que de los cinco pacientes, tres se encuentran en estado «extremadamente grave» y dos en condiciones «muy grave» con patología estable.