CDMX

En la Plaza Solidaridad, el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, encabezó la ceremonia en memoria de las personas fallecidas en el sismo de 1985 y 2017.

En compañía de su gabinete, el Mandatario izó a media asta la bandera, entonó el Himno Nacional y guardó un minuto de silencio. Asimismo, puso una ofrenda.

“Le diría a todas y todos que perdieron a algún familiar tanto en el sismo de 1985, como el de 2017, que les enviamos, como siempre, nuestras condolencias. Acompañamos su dolor.

“Estamos trabajando para que cuando suceda un evento similar, si es que llegase a suceder, primero que nada debemos preservar y proteger -desde la prevención y hasta la actuación- la vida humana”, expuso el Mandatario al concluir la ceremonia.

Cada integrante del gabinete colocó una flor blanca como ofrenda y respeto a las víctimas mortales de los sismos.

Previamente, Amieva y el secretario de Protección Civil, Fausto Lugo, acudieron a la ceremonia que encabezó el Presidente Enrique Peña Nieto en el Zócalo.

Ahí, la bandera monumental fue izada a media asta -y así permanecerá toda la jornada- en memoria de las víctimas de 1985.