Agencias /MEXICO, D. F.

La polémica arbitral se hizo presente en el juego de Ida de la Gran Final del Apertura 2018, cuyo marcador entre América y Cruz Azul terminó 0-0.

Al minuto 7 de la primera parte se registró una clara falta en el área por parte del zaguero Igor Lichnovsky de Cruz Azul, sobre Bruno Valdez, sin que el silbante Fernando Guerrero sancionara la falta e, inexplicablemente, sin que tampoco participara el VAR para revisar la jugada.

Al momento en que Bruno buscaba ganar de cabeza un balón por alto en el área llegó el defensa chileno de la Máquina y con la pierna derecha pateó al jugador delas Águilas, haciéndolo perder el equilibrio y caer al suelo, cuando el balón estaba lejos de donde se dio el golpe.

De esta manera se registró el primer error grave del arbitraje en la Final del futbol mexicano y que le quitó al América una clara oportunidad de ponerse adelante en el marcador, por lo que el trabajo de juez Guerrero Ramírez y sus auxiliares influyó en el juego.

Pero ello no fue lo único, pues Milton Caraglio realizó un pisotón sobre Bruno Valdez que pudo haber derivado en una tarjeta roja. Además, Valdez soltó un puñetazo a Iván Marcone que tampoco ameritó alguna marcación del silbante.