Agencias /MEXICO, D. F.

Desde el inicio, los cementeros se hicieron de la pelota y construyeron su juego.

Milton Caraglio rozó el gol al lanzarse de palomita en un centro de Elías Hernández. La pelota paso por un lado del poste y ahogo las celebraciones en las gradas al minuto 14.

Al minuto 32, Cruz Azul tuvo la oportunidad de abrir el marcador con una pena máxima. Después de un rebote que otorgó Barovero, Roberto Alvarado cayó dentro del área al ir por ese balón, derivado de un disparo de Caraglio. El propiodelantero argentino se encargó de fallar el penal.

Ya en el segundo tiempo, al 55′, volvió a ser Caraglio, ahora marcando el gol, de nuevo tras un rebote que dio Barovero, y con ayuda del VAR, al cual acudió a lsilbante después de anular el gol por aparente fuera de juego.

El resto fueron intentos de Monterrey por marcar de visitante y arranques en contragolpe de Cruz Azul para avanzar con un marcador más holgado.

Será el próximo domingo 16 de diciembre cuando La Máquina esté disputando la final del futbol mexicano contra el vencedor de la semifinal entre América y Pumas.