Santiago Barroso /SLRC, Son.

Con la ayuda de personas de la comunidad, un perro al que sujetos desalmados le estallaron un cohete en el hocico, podrá continuar con su vida normal.

Doggy, un ejemplar de raza pequeña, fue rescatado por dos promotoras de Rescate Animal que, a su vez, vieron la fotografía que otra persona publicó en Facebook con la denuncia pública respectiva.

El perro tenía el hocico parcialmente destrozado cuando se hicieron cargo de él y lo llevaron a la veterinaria Del Desierto, donde lo dejaron internado bajo cuidado médico.

Los hechos se registraron el fraccionamiento Chula Vista Número 2 en la víspera de Año Nuevo.

Mary Dwyer y Fernanda Guillén pagaron la consulta y solicitaron el apoyo de la comunidad para cubrir el costo de la cirugía, incluyendo la fabricación de dos placas especiales.

De momento se desconoce quién es el propietario de Doggy y quién es el responsable de la artera agresión.