Santiago Barroso

A partir de este lunes, los días en el Jardín de Niños Club Rotario ya no volverán a ser igual.
Y es que Dalia Jazmín Flores López, una de las maestras más queridas del kínder, ya no regresará nunca más a su salón de clases.
El sábado por la noche, la profesora de 35 años de edad fue víctima de una artera agresión que le segó la vida para siempre.
Su esposo, Yesmani Javier Villanueva Parra, de 36 años, fue detenido como presunto responsable.
Los hechos se registraron en el domicilio conyugal de la pareja, ubicado en el fraccionamiento Los Adobes, cerca de la Escuela Secundaria Estatal Número 30.
Dalia Jazmín trabajaba en el kínder de la avenida Durango B y la calle 29 desde hacía ocho años; anteriormente lo hizo en otro preescolar de la periferia.
Venida de Huatabampo, acostumbraba dejar a su hija de 10 años en la Primaria que se localiza frente a su centro de trabajo y luego esperar la llegada de sus alumnos de Tercer Grado.
Esa era su rutina diaria, dicen las personas que la conocieron de cerca, aunque a últimas fechas empezó a ir al gym para bajar esos kilitos que, según ella, le estaban sobrando.