Agencias /MEXICO, D. F.

La noticia de que Juan Gabriel estaba vivo invadió los espacios de espectáculos en 2018, y no se trataba de un fake news, sino que por más  ridículo que pareciera Joaquín Muñoz, amigo de la juventud de El Divo de Juárez, aseguró que no estaba muerto y que había simulado su deceso para vivir tranquilamente en una casa en el estado de Morelos.

Incluso se aseguró que Juanga iba a reaparecer públicamente el pasado 15 de diciembre en un acto público y un show secreto que quería dar, lo cual no sucedió. Varios fans, en son de broma, crearon eventos en Facebook para celebrar la llamada Resurrección de Juan Gabriel y hasta se realizaron investigaciones periodísticas para verificar las palabras de Muñoz.

Obviamente los memes estuvieron a la orden del día y el internet reventó con fotos del cantante escondido tras una palmera y con la leyenda “no estaba muerto, andaba de parranda”; otros montajes con escenas de Dragon Ball que decían “mexicanos reúnen las Esferas del Dragón para revivir a Juan Gabriel” y capítulos de Los Simpson alusivos a la muerte y resurrección.

Pasó la fecha y no sucedió nada, excepto la nueva aparición pública de Muñoz diciendo que se mal interpretaron sus palabras, que él dijo que a partir del 15 de diciembre podría reaparecer; sin embargo, que se postergará un poco debido a que están esperando una supuesta aprobación para que el Divo resurja. Eso sí, sin perder la oportunidad de hablar del libro que escribió: Juan Gabriel y yo. 

Además, arremetió contra la familia y herederos de su amigo a quienes acusó de no cumplir con el trato que estipularon con Alberto Aguilera, el nombre real del cantante, y aseguró que él tiene posesión de su testamento.

El chisme dio vuelta al mundo y se mencionó en diversos sitios internacionales como TMZ, quienes obtuvieron el acta de defunción que acreditaba la muerte de Juan Gabriel el 28 de agosto de 2016 debido a una enfermedad cardiovascular.

Incluso una revista de espectáculos nacional publicó una supuesta foto del cadáver.