Agencias /MOSCU, Rusia

El presidente ruso, Vladimir Putin, despidió el año jugando al hockey en la Plaza Roja, donde el Ayuntamiento de la capital ha instalado una pista de patinaje sobre el histórico adoquinado.

“Pronto llegan las fiestas. Disfrutamos con los veteranos, con nuestras leyendas del hockey. Una vez más tenemos la posibilidad de recordar lo que hicieron por el hockey y el deporte ruso en general”, dijo Putin a la prensa local.

Putin, que aprendió a jugar al hockey hace sólo unos años, saltó al hielo para disputar el tradicional partido junto a otros altos funcionarios, como el ministro de Defensa, Sergei Shoigu.

También jugaron leyendas del hockey sobre hielo soviético y ruso como Viacheslav Fetisov, Alexei Kasatonov y Pavel Bure.