Agencias /NUEVA YORK, EU

El jurado que decide si Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera es culpable o no de varios delitos de narcotráfico se enfrentó este martes a un nuevo retraso motivado por varias preguntas que le remitieron al juez del caso, una de ellas requiriendo la lectura en voz alta de los testimonios de los narcotraficantes colombianos Álex y Jorge Cifuentes.

Ante la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, el juez Brian Cogan anunció en su sala que el jurado, en pleno proceso de deliberación, estaba solicitando algunas partes relacionadas con la “efedrina”, un producto que se emplea como base en la elaboración de la metanfetamina.

Así, el jurado pidió al magistrado que se le reprodujera una llamada que formaba parte de las evidencias contra ‘El Chapo’, referente al “hielo”, como se referían telefónicamente al ingrediente base de la droga, así como la lectura de una parte del testimonio de Reinaldo “Rey” Zambada, hermano de Ismael “Mayo” Zambada.

En concreto, las siete mujeres y cinco hombres del jurado popular requirieron la lectura en voz alta de una parte del testimonio relativa a “Chespiro”, un proveedor de dichas drogas para el cartel del Pacífico.

De acuerdo con el testimonio de Rey ante la corte, este aseguró que entre 2004 y 2005 se encontró con alguien con dicho alias y le requirió soporte legal para importar entre 15 y 20 toneladas de efedrina de países asiáticos.