MEXICO, DF.- “No represento la continuidad. Habrá cambios sustantivos en la dirección del partido, cambiaremos las reglas”, afirmó Marko Cortés antes de presentar un primer paquete de firmas para acreditar su registro como candidato a la presidencia del PAN.

El ex diputado michoacano llegó con porra a la sede partidista para entregar 11 mil 56 firmas de 15 estados de la República a la comisión que organizará la elección.

A la sede arribaron dos aspirantes más: el diputado federal Ernesto Ruffo y el michoacano José Luis Espinosa Piña, quienes infructuosamente buscaron un acercamiento con Cortés para, según el primero, proponerle a éste que desaparezca el requisito de recabar 28 mil firmas.

Ligado al ex candidato presidencial Ricardo Anaya, Cortés aclaró que él se concretaría a respetar los términos de la convocatoria para no dar pie a incertidumbres de carácter jurídico.

“Yo estoy apegado a la convocatoria, aprobada por unanimidad por el Consejo Nacional. Yo a eso a me acato (sic): a la convocatoria y a los tiempos establecidos”, dijo.

En su abono, Cortés explicó que él se había esforzado por promover la unidad, en el ánimo de “sumar a lo más posible, yo seguiré intentando construir esta unidad”.

Cuando se le preguntó por el señalamiento del ex Presidente Felipe Calderón, quien la semana pasada advirtió que si prosperaba la alianza que alcanzó con el ex senador Héctor Larios sería el “fin del partido”, Cortés se concretó a decir que él no se iba a prestar al “conflicto público”.