Agencias /MEXICO, D. F.

El secretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo, informó que, tras la investigación realizada por elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México, no se detectó rastros de explosivos que hubieran provocado el desplome del helicóptero que causó la muerte de cinco personas,entre ellas, la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y el senador, Rafael Moreno Valle.

“La Secretaría de Marina ha informado a la mesa de trabajo que sus peritos en materia de incendios y explosivos, luego de un análisis exhaustivo, no encontraron explosivos o sustancias ajenas al combustible que hayan provocado la explosión de la aeronave”, afirmó Durazo en rueda de prensa.

Al respecto, el subsecretario de Transporte de la SCT, Carlos Morán indicó que, en los trabajos de reconocimiento e inspección de rastros de explosivos, se emplearon binomios caninos; agregó que en dichas labores, se procedió al levantamiento de los rastros de la aeronave, en especial de la “unidad de adquisición de datos”, que “graba segundo a segundo, parámetros de las revoluciones del motor, temperatura y anuncio de advertencia y la posesión de la aeronave en vuelo”.