Con la finalidad de decidir sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador invitó a la ciudadanía para que acuda a la consulta que se llevará a cabo en el mes de octubre y definir así el proyecto aéreo.

Obrador destacó la importancia de la participación ciudadana en el tema, ya que la decisión compete a todos, no sólo a quienes utilizan los aviones como medio de transporte, pues para la construcción de la terminal aérea se utiliza dinero del erario.

Como ventajas, mencionó que ya hay un proyecto, obras y una inversión de 60 mil millones de pesos ejercidos, así como el compromiso para utilizar 100 mil más y se cuenta con recursos para que en los próximos dos años no se emplee más dinero del presupuesto.

Entre las desventajas, Lopez Obrador  señaló que implica riesgos de hundimiento, por la ubicación de la obra, ya que es suelo fangoso, además de que “aun conduciéndola, administrándola bien, con eficiencia, con honradez, va a costar alrededor de 30 mil millones de pesos y se terminaría hasta el 2024”.